DE CÓMO LA VIDA NO VA DE LLEGAR Y BESAR EL SANTO

Alvaro bundesliga

De nuevo me dispongo a contaros mis aventuras por tierras germánicas, como ya comenté en el anterior capítulo, cada día e incluso cada minuto aquí es una auténtica  aventura. Primero os comentaré como va el voleibol y después os contaré otras historias y anécdotas de mi vida aquí.

VOLEIBOL:

Esta semana hemos trabajando bastante duro, y eso me gusta. El lunes el entrenador dio una charla bastante larga sobre cómo había ido el partido del sábado, evidentemente lo hizo en alemán, y yo apenas entendí nada. Después un compañero me dijo en inglés lo más importante de dicha charla.

Durante la semana he entrenado bastantes aspectos específicos de mi puesto, lo que me viene genial para seguir creciendo. Y también he trabajado mi concentración, es algo muy importante en estos niveles, debes estar al 100% en cada balón, cualquier falta de concentración te hace perder un punto y desestabilizarte.

El otro día me hablaba con Oscar Yebra, ex jugador profesional de Baloncesto y que ahora se dedica al mundo del crecimiento personal, tengo la suerte de poder hablar a menudo con él. Me decía que esto no acaba con conseguir llegar al objetivo, la lucha no acaba cuando llega la oportunidad, y así es. No vale conseguirlo y acomodarse, la batalla y la lucha diaria continúan. No podemos abandonarnos una vez llegado al objetivo.

Cada día soy más consciente de todo esto que he conseguido, dónde estaba y dónde estoy ahora, salto de vértigo hemos dado.  Ha dejado de ser un sueño para convertirse en una realidad.  Me escribía Yeans (un entrenador de España) que no es hora de bajar los brazos ni de venirse abajo. Sinceramente no he bajado los brazos, sólo que han sido muchos cambios de golpe, pero como las excusas no van conmigo, nada mejor que entrenar duro como un buen guerrero; con grandes dosis de ilusión, coraje y persistencia. 

Dando título al capítulo de esta semana, recordaba Yo una frase muy castellana: No va a ser llegar y besar el Santo… Pues claro que no. Todo lleva una fase de adaptación, muchos jugadores/as de voleibol estos días me lo decían: tranquilo Álvaro, todo lleva su tiempo.  Con el trabajo diario, conseguiremos estar en el alto nivel. Fácil no es, pero teniendo al esfuerzo como madre de todo, los resultados irán llegando.

PARTIDO DEL SÁBADO:

Me hubiera gustado deciros que hemos ganado 3-0, y realmente así lo esperaba. Creía en el trabajo del equipo durante la semana, pero no ha podido ser. Hemos perdido 1-3, contra un equipo (Solingen Volleys) que lleva tiempo en la categoría, con mucha gente de buen nivel en  voleyplaya, de hecho en este equipo juega Julius Brink, habitual en grandes campeonatos europeos y continentales.

Empezamos ganando el primer set y perdimos los siguientes, con bastante igualdad.  Después de haber pasado una semana dura yo jugué muy tranquilo, con buenas sensaciones y disfrutando de cada punto. Desde aquí  Gracias a todos por mandarme vuestra fuerza.

COSAS DE LA VIDA DIARIA EN ALEMANIA:

A parte de mis historias con el voleibol, también  me gusta contaros otras cosas de mi vida aquí. Una de las cosas en cuanto a la alimentación que me llama la atención, es que aquí no suelen comer mucho pescado, son más de carne. Yo si que suelo comerlo, como hacía en España.

El gimnasio dónde entrenamos la parte física, que pertenece al club en el que juego, es un club social, por tanto va mucha gente a utilizar sus instalaciones (TUB). Tiene sala de Fitness, clases colectivas, pistas de tenis, fútbol, voley playa, cafetería, sauna… Cada día cuando entreno en el gimnasio lo hago con mucha gente de avanzada edad, me encanta como se cuidan y hacen gimnasia diariamente. En este gimnasio además, he tenido la suerte de conocer a una señora que habla castellano, y la verdad que me está ayudando bastante cuando necesito hacer alguna cosa o simplemente para poder hablar un poquito de castellano con alguien. Fue curioso, porque el primer día que me vio, me dijo: tu eres de España, ¿a que si?

Una cosa que me chocó  bastante del gimnasio fue que  la zona de sauna, solárium, bio-sauna… la comparten hombres y mujeres, es normal encontrarte y compartir sauna. Yo suelo usar la sauna un día por semana, la verdad que me viene genial, después me doy una ducha bien fresquita y me quedo nuevo.

En cuanto a mis clases de alemán van bien, esta semana sólo hemos tenido un día, ya que el jueves era fiesta en Alemania, celebraban la caída del muro de Berlín (1989).

La ciudad aún no la he visto mucho, ya que vivo a las afueras, y suelo hacer los mismos recorridos para ir a entrenar. Una de las cosas que más me gusta de la ciudad, es el respeto por las bicicletas, además de estar todo lleno de carril bici, se respetan mutuamente coches y bicicletas. El otro día fui por el centro y había un mercado de flores, verduras, plantas… muy bonito y con mucha gente. Me han dicho que lo ponen varios días a la semana. Aprovecharé hoy Domingo para comer por la ciudad y ver algunas zonas más.

Por medio de las nuevas tecnologías, redes sociales…  estoy en contacto con mi gente. Hablo por Skype  cada día o cada dos días con mi familia en España,  mis padres se están haciendo expertos en nuevas tecnologías. Ya les he dicho muchas veces que nunca es tarde para empezar. También puedo ver como mi sobrino va haciéndose cada día más grande, que ganas de darle un achuchón y jugar con él.

Tengo mucha suerte de tener tanta gente en España apoyándome, ojala pudiera traeros a todos aquí para llenar el pabellón jeje. Cuanta fuerza me dais. DANKE.

Antes de despedirme os dejo una  última reflexión: Las grandes victorias son impresionantes y además excepcionales de cara a la galería, pero serán las pequeñas victorias y los pequeños pasos los que te llevarán a esa gran victoria, esos que sólo tú ves porque solo tú conoces tu propia batalla. Celebremos nuestras pequeñas victorias en el día a día/entreno a entreno. Sumando cada una de estas podrás conquistar tus objetivos.

Hasta la próxima semana, un abrazo muy fuerte GUERREROS.

ÁLVARO MUÑOZ DEL CASTILLO

Acerca de Alvaro Muñoz

Jugador de voleibol, Libero. Español jugando en Alemania (Bocholt)

2 pensamientos en “DE CÓMO LA VIDA NO VA DE LLEGAR Y BESAR EL SANTO

  1. Eduardo
    6 octubre, 2013 a las 19:53

    Hola chaval!!! Nada más interesante que un paisano contando sus cronicas como jugador de Voleibol en un país como Alemania. Siempre supe desde que jugué mi primer torneo como alevín en Fontiveros, que este deporte me daría grandes amigos. Una vez más encantado de leerte y ver tus progresos por supuesto. Te mando toda mi energía y ya deseando ver como va la proxima semana y la competición. Un abrazo enorme!!

  2. 13 octubre, 2013 a las 15:12

    Para dar una gran zancada se requieren de primeros pasos!! grande Campeón!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *