LOS ESTUDIOS NO SON LO MÁS IMPORTANTE. Es el Deporte.

Un error muy frecuente en la lógica de los padres es castigar a los hijos sin deporte cuando sacan malas notas, o no dejarles ir a entrenar para que estudien.

Digo que es un error por dos grandes grupos de motivos:

1.      Motivos en contra del castigo sin Deporte:

Está comprobado científicamente que resulta contraproducente castigar a los hijos sin la práctica del deporte que les gusta.

Resulta contraproducente en dos sentidos:

En primer lugar, porque no aumenta el rendimiento académico.No aumenta el rendimiento académico porque…

“No saca mejores notas el que más horas estudia”.

Si, se supone, que no acude al entrenamiento para estudiar, ese tiempo no es bien invertido en la mayoría de los casos, es malgastado en la mayoría de los casos. Bien porque están de mal humor, bien porque están pensando que a esa hora sus amigos están jugando a lo que él le gusta, bien por otras razones, lo cierto es que no se concentran y no estudian.

En segundo lugar, resulta contraproducente porque el castigo se vuelve en contra de los padres. Estos pierden credibilidad respecto al hijo.

Hay estudios que demuestran claramente que las valoraciones que hacen los hijos respecto los padres en los cuestionarios realizados bajan muchos puntos en hijos de padres que en un pasado han tomado esta medida de castigo.

Existen otras muchas estrategias educativas. Sería tema de otro debate. Aquí solamente diré que hay que retirar otro tipo de incentivos antes que el Deporte (la paga, videojuegos, ordenador, móviles, salidas nocturnas, caprichos varios como comidas, ropa, etc, etc.).

Muchos padres dicen que todo eso ya lo han hecho, que les han quitado todo y no ha funcionado. Sigue sin sacar buenas notas.

Entonces yo recomiendo buscar orientación profesional en un Psicólogo porque hay un problema. No se le puede ahogar al chaval limitando su tiempo libre hasta extremos de solo estudiar y nada más.

Si todo eso ha fallado, puede existir algún problema de disciplina, autoridad, credibilidad, respeto, etc. Podría también tratarse de algún problema de aprendizaje, de memoria, de atención o concentración, algún problema en la lecto-escritura. O algún trastorno del desarrollo.

Este tipo de problemáticas están perfectamente estudiadas y, con la ayuda de un buen profesional, se pueden corregir.

2.      Motivos a favor de la práctica deportiva

Está muy demostrado científicamente los beneficios del Deporte, no sólo sobre el ámbito físico-biológico del ser humano, sino también sobre el aspecto intelectual.

El Deporte influye determinantemente sobre las facultades cognitivas-intelectuales como la Memoria, Atención, Concentración, Creatividad, Pensamiento, Imaginación, Lenguaje, capacidad de Aprendizaje, etc.

Pero no sólo influye determinantemente sobre el ámbito intelectual, sino también sobre el emocional-afectivo, social, moral e, incluso, el espiritual.

¿Porqué aludo a estos ámbitos? Porque, efectivamente, está demostrado que, sobre el rendimiento académico, no sólo influye el aspecto intelectual; no saca mejores notas el que mejor cociente intelectual tiene.

El rendimiento académico se ve influenciado por toda la persona en su globalidad bio-psico-afectivo-social-espiritual.

El Ser Humano es una realidad integrada, holística, compuesta de partes inseparables.

Sólo una de esas partes es la que es la Intelectualidad.

La Psicología actual propone que el Hombre dispone de varios tipos de Inteligencias (HOWARD GARDNER: Inteligencias múltiples. Editoral Paidós.): entre otras existe la Inteligencia Cognitiva, Inteligencia Emocional-Afectiva, Inteligencia Social, Inteligencia Moral e, incluso, Inteligencia Espiritual.

Pues bien, en el rendimiento académico influyen TODAS las inteligencias humanas.

Y, después de estos presupuestos, voy al meollo de la cuestión:

Debido al concepto de “Transferencia”, el Deporte cultiva TODAS las inteligencias humanas.Con el concepto de Transferencia me refiero a que lo aprendido en un ámbito de la Vida se transfiere, se pasa, se sincroniza a otro ámbito de la Vida.

El Deporte desarrolla, impulsa, amplía, ejercita, aumenta, perfecciona, hace crecer, madurar TODAS las capacidades y competencias necesarias para la Vida del Ser Humano.

Un Deporte así, lejos de ser un obstáculo en el rendimiento académico, es favorecedor, potenciador.

Aun así, imaginemos que obviamos el potencial que tiene el Deporte como cultivador de las facultades intelectuales de las personas (sean niños, adolescentes o adultos).

Lo que no podemos obviar es el potencial educativo que tiene el Deporte.

Educativo como transmisor de Valores. Valores que son inherentes a la persona. Valores que le son esenciales para su desarrollo armónico, integral, equilibrado y sano. Valores que conforman la personalidad con la que vivirá esa persona toda su vida.

[Cuidado. No siempre. No todo Deporte es enriquecedor por si mismo. Debe reunir ciertos requisitos y condiciones. Pero esto sería motivo de otro debate. Partimos de la base de que hablamos de un Deporte que tiende como objetivo filosofal prioritario la EDUCACIÓN INTEGRAL del deportista. Osea, un Deporte bien planteado por los responsables, un Deporte Formativo responsable y riguroso]

Entonces, a través del Deporte, la persona en su totalidad se ve implicada y, por ello, la práctica deportiva redunda beneficiosamente sobre TODOS los ámbitos de la persona que lo practica, incluido, evidentemente, el ámbito académico.

Os planteo una reflexión absurda.

Hay muchos padres que castigan a sus hijos sin Deporte porque “no tengo otro remedio”, porque “es donde más le duele”, porque “si no, no espabila”, “a ver si así reacciona”…

Si en lugar de Deporte, lo que le gusta al hijo fueran las Matemáticas… ¿también les castigarían sin ir a clase de Matemáticas?

Evidentemente no, ¿no? ¿Porqué? Porque consideran las Matemáticas como algo necesario, formativo, para el hijo.

¿Porqué no tiene esa consideración hacia el Deporte?

El Deporte es más necesario y formativo para el futuro del niño o adolescente que las Matemáticas. No todos los chavales van a necesitar de las Matemáticas en sus profesiones futuras. Y, aunque las necesite, ante todo van a ser personas. Y, como personas, antes y prioritariamente, van a necesitar de los Valores y beneficios del Deporte.

“Va, no pasa nada porque un día no vaya a entrenar”.

Tampoco pasa nada porque un día no vaya a clase de Matemáticas.

Le dejamos que salga una hora antes del colegio para que estudie el examen de Inglés de mañana (asignatura mucho más importante, pero esto sí que es una opinión muy particular. Perdón).

 ¿Que también se aprenden valores en clase de Matemáticas? Puede ser. Pero hay una inmensa cantidad de profesores más necesitados en cumplir dos expectativas antes que el objetivo filosofal prioritario de la Educación Integral: mantener un orden y disciplina en la clase y desarrollar el currículo.

También hay, desgraciadamente, una inmensa cantidad de entrenadores que están más necesitados de cumplir la expectativa ilusoria de ganar el partido del sábado que el objetivo filosofal prioritario de la Educación Integral.

[Esta es una lamentable realidad pedagógica que es necesario superar de manera inmediata. Pero esto también sería tema de otro debate]

Hablando rendimiento…

¿Porqué está mal que un entrenador busque ante todo el rendimiento deportivo por encima de la Educación y no está mal que un profesor busque el rendimiento académico por encima de la Educación?

Está exactamente igual de mal.

No es educativo que el entrenador busque ganar por encima de todo y no es educativo que el profesor busque que el alumno apruebe el examen por encima de todo.

El éxito de un entrenador de formación no reside en los partidos que gana.

El éxito de un profesor no reside en los aprobados que tienen sus alumnos.

El éxito de un padre no reside ni en los partidos que gana su hijo ni en los sobresalientes que saca.

El éxito de un jugador no reside en los partidos que gana él con su equipo.

El éxito de un alumno no reside en los sobresalientes que saca.

El éxito de una persona no reside en el rendimiento (ni deportivo, ni académico).

El éxito de una persona reside en la Humanidad de esa persona (el desarrollo armónico y feliz de TODO su Ser en busca de la Autorrealización personal y la mejora del Mundo Social).

Eso es el éxito y no objetivos secundarios y coyunturales.

Y esto, afortunadamente, no se consigue, ni ganando partidos, ni sacando sobresalientes.

[¿Cómo se consigue? Sería tema de otro debate]

El Deporte proporciona experiencias y vivencias que no son proporcionadas por ninguna otra actividad humana. Ni la Ciencia, ni el Arte, ni la Música, etc. Que me perdonen los científicos, artistas, músicos,etc. Es mi opinión.

Pero es muy claro y evidente que el Deporte favorece la consecución de ese objetivo vital:

LA FELICIDAD

Acerca de Patxi Ortiz de Zarate

Patxi Ortiz de Zarate, es colaborador habitual en Deporteytalento.com, además de Psicologo, Master en Psicología del deporte, entrenador de baloncesto, y formador de entrenadores.

11 pensamientos en “LOS ESTUDIOS NO SON LO MÁS IMPORTANTE. Es el Deporte.

  1. Un Padre
    6 noviembre, 2013 a las 16:40

    Sois padres ????????
    Me parece que no

    1. 6 noviembre, 2013 a las 20:28

      El artículo en verdad contine aspectos controvertidos a nuestros ojos pero para nada alejados de los estándares de educación que hay en EEUU por ejemplo dónde se pueden cursar estudios superiores a través de un programa de becas deportivas.
      Por otro lado en el mercado laboral de hoy en día asistimos constantemente a la brecha que hay entre el conocimiento adquirido y el desarrollo de competencias que respondan a los objetivos de las propias empresas.
      Por último en ningún momento de alude a dejar de estudiar sino a establecer otros objetivos aparte de los del currículo.Y lo que es mas importante ayudar a ser felices.

      1. womenBball
        9 noviembre, 2013 a las 0:03

        A colación del sistema universitario en USA. Si suspendes. . . No juegas. De ahi el gran interés y seguimiento x parte de los coaches de q los jugadores vayan bien en los estudios. Asi q sí, compatibilizan estudios y deporte genial, pero se exige esfuerzo (y rendimiento) en la cancha y en el aula.

    2. Patxi Ortiz de Zárate
      13 noviembre, 2013 a las 16:08

      La verdad es que no, yo no soy padres. Desde el punto de vista de los padres y madres se ve todo muy diferente. Yo os comprendo. Desde luego que yo, si fuera padre sería mucho más duro, mucho más radical en mi planteamiento y no hubiera sido tan blando en mi artículo. Me posicionaría muchísimo más a favor del Deporte.
      Más Educación en Valores y menos instrucción técnico-científica, por favor. Lo primero principalmente lo otorga el Deporte, lo segundo principalmente la enseñanza reglada. Digo «principalmente», no «exclusivamente».
      Más Baloncesto, Natación… y menos Matemáticas, Latín… (Sí a la Filosofía! Pero este es tema de otro debate. Perdón).
      Es mi opinión.

  2. Montse
    7 noviembre, 2013 a las 9:21

    Tras leer esta reflexión, y reponerme por su contenido, sólo se me ocurre definirlo como…demagogia.
    Voy a exponer mis razones desde 2 puntos de vista…como madre y como educadora.
    Como madre, mi objetivo es proporcionar a mis hijas una educación integral. Esto implica el haber elegido un centro escolar en el que se cubran las expectativas curriculares, y un club deportivo en el que ademas de tecnica se enseñe valores como el trabajo en equipo, el compañerismo, la tolerancia. En ningun caso voy a aceptar que el deporte se anteponga a los estudios y la razón es tan sencilla como lógica, es efímero. Que mi hija se haya decantado por un deporte tan completo y saludable como la natación, me encanta; que haya querido entrar en esta aborágine del mundo de la competición, me asusta, pero lo apoyo en todo lo que puedo.
    Como educadora, me parece inadmisible comparar la formación académica con la práctica deportiva, quede claro el uso que hago de la palabra «formación» vs «práctica». Comparto que el deporte enriquece, educa en valores, pero por favor Sr Ortiz de Zarate, cómo se atreve a afirmar que «el deporte es más necesario y formativo para el futuro del niño o adolescente que las matemáticas»???…qué barbaridad!!
    Nos sugiere entonces que eduquemos a nuestros hijos anteponiendo ocio a formación??
    Está claro que un deportista de élite se va modelando a fuerza de trabajo, sacrificio, muchas horas de entrenamiento, pero…y si se lesiona?? y si tiene un accidente que le impide competir?? y si no encuentra patrocinador y su familia no puede permitirse económicamente mantenerle??? Acaso usted se licencio gracias a sus goles, sus canastas, sus marcas en natación…o necesitó saber matemáticas???
    No os dejeis manipular. Tener un hijo deportista es muy complicado. El día a día es agotador, para ellos por sus sacrificios, y para nosotros por el duro «marcaje» que debemos realizar para que puedan llevar sus estudios y sus compromisos deportivos. También es importante destacar que los deportistas son, dicho con mucho cariño, «otra especie»…por pequeños que sean, son sacrificados, responsables, comprometidos, aprovechan su tiempo, se organizan perfectamente…son admirables!!!

    1. 7 noviembre, 2013 a las 22:38

      Eso no s demagogia, sino saber hacer las cosas, puedes castigarle, pero sin deporte no! Porque si no hace deporte quien te asegura que no se pueda desviar? Por ejemplo un chaval que hace deporte 2 dias a la semana siempre tendra un entorno mas sano que uno que no hace, con loque el peligro de caer en tentaciones como el consumo de drogas o alcohol es mayor.

    2. Patxi Ortiz de Zárate
      13 noviembre, 2013 a las 16:00

      Estimada Montse:
      Yo, tanto como persona, como entrenador y como psicólogo, coincido con usted en el objetivo suyo: la Educación Integral de sus hijas. Sus objetivos son mis objetivos; estamos en el mismo barco. No antepongo formación a ocio, por cuando Deporte es formación al igual que las Matemáticas. Antepongo Deporte a televisión, videojuegos, cerámica o patinete (aun y cuando estos puedan tener algo de educativo).
      Por otra parte me sorprende un poco la (des)calificación que hace de mi reflexión como «demagogia». Digo que me sorprende por no decir que no la entiendo, ya que «demagogia», según la Real Academia de la Lengua Española significa en su primera acepción: «Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular» y en su segunda acepción: «Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder». Mi reflexión está fuera de cualquier intención política, que es lo que tienen en común ambas acepciones admitidas por la RAE como definición de «demagogia».

  3. womenBball
    8 noviembre, 2013 a las 23:57

    Despues de leer el post, regreso al título del mismo: «los estudios no son lo mas importante. Es el deporte». Y entonces es cuando termino de quedarme sin aire. Muérome ante tal afirmación, cuando en realidad no sé si van por ahi los tiros o no.
    Mi punto de vista nace desde una pasión infitiva x el deporte y una vocacion eterna x la educación a través del mismo. Pero es imposible que este de acuerdo con el título elegido. Para mi, mensaje erroneo.
    Cierto q todo lo q apuntas sobre los beneficios del deporte es incuestionable. A nivel fisico y cognitivo crea un estímulo realmente valioso para el desarrollo integral del ser humano. Quien no busca tal fuente de riquezas? Pero es un complemento, no debe ser la prioridad.
    Claro que no hay q reprimir al alumno que posee dotes en una de esas «inteligencias multiples» q mencionas, x minoritaria q sea, pero eso me suena a mi más un problema del sistema educativo q actualmente tenemos (otro tema de debate).
    El deporte es maravilloso, es vital, y comenzar a practicarlo o formar parte de un equipo en edad escolar es un grandísimo acierto. Pero. . . Ya q sale el asunto, que responsables hay en el mundo del deporte escolar? Son los mas apropiados para enseñar y/o
    educar tanto en el plano deportivo como en el extra deportivo? (otro tema de debate).
    Para finalizar, no soy partidaria de ningun tipo de castigo. Creo mas en el diálogo, la observacion (analisis del problema) y propuesta de solucion atacando al problema de raiz, con lo q tampoco me convence lo de «te quedas sin el futbol, el tenis o el basket».
    Lo q el deporte debe enseñar, y q muchos entrenadores dicen, es la filosofia del esfuerzo y del
    trabajo. No darse por vencido y buscar siempre la.mejora. Eso no es negociable. Si me cuesta estudiar, o si me cuesta hacer deberes, tendre q esforzarme y no tirar la toalla. Mentalidad de superacion, en el deporte, en los estudios y en la vida.

  4. Sr. Sanz
    9 noviembre, 2013 a las 7:51

    Estoy de acuerdo en todo lo publicado por el Sr. Ortiz de Zárate, estoy seguro que no se adelanta nada con castigar al hijo con dejar de practicar deporte, son muchos los beneficios como expone, y muchas las desventajas si se castiga con ello.
    Será mejor «castigar» con situaciones que no le favorezcan al niñ@, por ejemplo salir de fiesta hasta las…., sin paga privandoles de situaciones que a ellos les divierta pero que no les beneficie….podría seguir hablando sobre esto, pero ya está todo dicho en éste articulo.
    Un placer leer este articulo de este maestro.

  5. tomas
    12 noviembre, 2013 a las 15:32

    Estoy en la línea del artículo, soy padre de una hija que practica la natación, y siempre la he apoyado para que compaginara los estudios y el deporte.
    Pero cuando llegan los buenos resultados en el deporte y entonces das ese paso, en que ya no es sólo deporte. Cuando en el artículos se habla del partido del sábado, doy por supuesto que estamos hablando de deportes de equipo, que como todos los que estamos involucrados sabemos el esfuerzo requerido es inferior al de un deporte individual.
    basta con el ejemplo de «el Real MAdrid se machaca dos horas en el entrene» JAJAJAJAJAJAJA perdonarme que me ría …..DOS HORAS!!!!!! y con días de descanso entre semana, y con un partido cada tres días como mínimo…… y a esos se les llama profesionales?????????
    Mi hija con 15 añitos entrena de lunes a viernes: 4 sesiones de 6.30 a 8.00 y 5 sesiones de 18.30 a 20.30; el sábado de 8.00 a 10.30 en el agua. A todo lo anterior hay que añadir las sesiones de gimnasio que son tres semanales. Si hay competición en sábado, no se elimina el entrene matinal. Y ENCIMA ME TOCA PAGAR TODO, con gusto y con orgullo por supuesto. JAJAJAJAJA
    Es cierto que el cuerpo humano no está diseñado para nadar y que es la razón que se esgrime por la que no se puede descansar ningún día. Pero entonces…..¿Cuándo estudia?

    1. womenBball
      12 noviembre, 2013 a las 17:42

      Si vas en la línea del post entonces no te preocupes, «los estudios no son lo más importante. Es el deporte». 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.