2021: ODISEA EN LA UNIVERSIDAD

Os propongo en esta ocasión un ejercicio de imaginación. Es el último fin de semana de Marzo del año 2021, empieza el baile, el palacio de deportes de Granada bulle, allí van a disputar las cuatro mejores universidades españolas la final four de la LPB ( Liga Peninsular de Baloncesto). Por un lado la Universidad de Granada que ha llegado a esta final a 4 con el mejor promedio de toda la liga y que además de jugar en casa, cuenta en sus filas con dos de los mejores jugadores de la competición serios candidatos a ocupar las dos primeras posiciones del draft de este año, el pivot armenio Ranko Brindisi y el escolta ovetense Javier Postigo. Además de la universidad de Granada, la complutense de Madrid con su técnico Pepu Hernández a la cabeza viejo conocido del Estudiantes y de la selección española, que lleva los últimos 7 años haciendo un baloncesto de gran nivel destacandose por su ritmo vertiginoso, surtiendo de jovénes valores a la ACB. Los acompañará otro clasico de los últimos años, la universidad de Salamanca, un equipo compuesto en su mayoría por jugadores de último año y que hacen de ellos los más fiables controlando el juego en los momentos decisivos de los partidos de la mano de su base Oliver Sandoval, y sin olvidar la gran sorpresa de este año la universidad de las Islas Baleares que con sus jovénes jugadores todos ellos de primer y segundo año dejo fuera en la última ronda a toda una UCAM último campeón universitario. Apoteósico verdad!!

Siento no poder seguir, ni con toda la imaginación del mundo lograríamos describir como sería una final four de este calibre en nuestro país. Podemos intentar visualizarlo, recrearlo incluso, pero seguirá siendo una utopía por ahora inalcanzable, sin embargo alcanzable o no, no deja de ser el gran PROYECTO sobre el que descansa el futuro de este país. En vez de apostar por botellodromos, apostar por becas deportivas y programas formativos-deportivos en las unviersidades. Así de simple y así de claro.

La UCAM como precursora es la primera institución universitaria que ha optado por vincular la educación y el deporte con el fin último de formar mejores personas. Sin embargo a falta de una competición universitaria acorde con sus fines, compiten en las ligas profesionales pensando quizá en un futuro mejor donde el entorno les permita en vez de dedicar una buena suma de euros en fichar profesionales para competir en ACB, poder reclutar jovénes de diecisiete o dieciocho años con talento, los cuales gracias a sus programas de formación universitaria puedan seguir su carrera deportiva de la mano de unos estudios superiores que les permitan tener un buen futuro profesional en cualquier área.

ucam

Siguiendo este hilo, doy forma a un boceto de lo que sería el deporte español con una liga universitaria que permitiera y que ayudara a sus alumnos practicar deporte y formarse a la vez, junto a las vinculaciones a todos los niveles que esto tendría. Vertebrar y acercar deporte y educación es el PROYECTO con mayúsculas, la gran asignatura pendiente, la verdadera revolución, el salto de calidad para superar una clara crisis de valores, y la oportunidad de fusionar educación y deporte de una manera definitiva, por lo que ¿ por qué no se puede pensar en crear una liga universitaria en el que todos estos objetivos coexistan y cuyo modelo sea la NCAA?. Veamoslo:

1º Tenemos una evolución contrastada desde el pasado siglo hasta la actualidad de constante crecimiento en materia deportiva, pero aislado y segmentado en diversos contextos (profesional, formación, femenino, municipal, universitario …). Creo que estamos en un momento en el que el deporte ha de romper amarras y por su poder, dinamismo e incidencia en la sociedad ser el motor que articule la mejora de la educación, la transmisión de valores y el desarrollo de las personas desde los colegios a los centros universitarios españoles. Esto supondría la revalorización de todo el sistema educativo y por extensión de las instituciones universitarias ( ahora en decaimiento) generando una alianza en la cual los valores del deporte, la ciencia y la cultura se vean favorecidos y con ellos una mayor confianza en la institución universitaria que la que hay actualmente.

2º En el año 2002 Josean Querejeta era entrevistado por Paco Torres en la revista Gigantes, se le interrogaba sobre una liga para jugadores jovénes os apunto literalmente un fragmento de la misma:

G:¿Qué frena ese proyecto?
Q: Pues que antes de iniciarlo habría que llegar a un acuerdo con la Federación y los jugadores. Conocer cual es el papel de cada uno en el baloncesto.

G: ¿Y cuál es el papel de cada uno según usted?
Q: Tendríamos que diferenciar perfectamente el baloncesto profesional por una parte y baloncesto de formación por otra. Lo que tengo claro es que lo que no puede existir es ese baloncesto de LEB, LEB 2, ese baloncesto semiprofesional que en definitiva sirve más como una fuente de financiación para la Federación que como algo que le esté dando calidad y que sirva para el baloncesto.

G: ¿Y qué sustituiría a esas categorías que menciona? ‘Tal vez una Liga para jugadores jóvenes promovida y financiada por la propia ACB?
Q: Pues creo que sería un buen proyecto, aunque habría que estudiarlo muy bien; un proyecto así evitaría que equipos como el nuestro, que no tienen buenas competiciones para categorías inferiores, lo pudieran tener. Porque, vamos a ver, baloncesto importante en categorías inferiores, sólo hay en Madrid y en Cataluña. En el resto del Estado, las competiciones inferiores son muy flojas. Pero una competición así es cara y hay que buscar los recursos suficientes para que funcione.

G: ¿Se desentenderían entonces los clubes ACB de la formación de jugadores?
Q: Los clubes tenemos que orientar nuestros recursos a competir y la formación de los chavales tiene que estar en manos de las Federaciones, tanto de las Autonómicas como de la Española.

G: Si los clubes no continuaran con la labor de formación, ¿cómo se articularía luego el pase a los clubes profesionales, mediante una especie de ‘draft’? Habría que cambiar muchas cosas…
Q: Claro que habría que cambiar muchas cosas. Ahora estamos en una situación en la que todos hacemos baloncesto profesional. Los recursos que pueda haber en todo el Estado para el baloncesto son limitados y lo que no puede hacerse es destinarlos a unas Ligas semiprofesionales. Habría que cambiar esta estructura y el funcionamiento, pero habría que partir de la base de que cada estamento debería tener asumido su rol, cosa que ahora no sucede. Los clubes hacemos formación de jugadores porque existe un vacío y al tiempo necesitamos competir. Aquí todos hacemos de todo, pero nadie resuelve el problema.

Os dejo el link de la entrevista: http://www.acb.com/redaccion.php?id=3395

Como veís el germen esta latente dentro de la propia ACB desde el año 2002. Con esta posibilidad la ACB lograría que se le libere de una vez por todas a los grandes clubes de la formación de jugadores e incluso se habla de DRAFT, si lo extrapolamos al momento actual tiene más sentido que nunca.

Sigamos el ejemplo de un jugador, Luis Conde malagueño, internacional con España en categorías inferiores, que el año pasado jugo en LEB ORO y que ha optado este año por dejar de jugar porque prefiere seguir estudiando y preparar su futuro que dedicar una buena parte de su tiempo a algo que dificilmente tendrá recompensa más alla de 4 o 5 años, y con este muchos otros casos de jugadores similares, que lo dejan, o jugadores que optan por continuar jugando y formandose en Estados Unidos, de los que se fugan. Con el proyecto de una liga universitaria aseguraríamos que el jugador fuese alumno, y el alumno fuese jugador compatibilizando deporte y estudios, a la vez construyendo así su futuro de manera integral evitando que tengan que dejar de jugar con 21 años o que se vayan con 18.

3º No es descabellado situar esta estructura en nuestro país y diría más en la peninsula, incluyendo a Portugal. Hay ciudades con un gran arraigo universitario donde están las universidades más prestigiosas de nuestro país, ( Granada, Salamanca, Pamplona, León, Coimbra en Portugal) y que además curiosamente hoy día no cuentan con equipo ACB pero sí disponen de infraestructura ya que en su día compitieron en ACB. En todos los casos antes mencionados cuentan con pabellones que podrían asumir perfectamete partidos de una liga universitaria de baloncesto.
Universidades, las anteriores y otros muchos centros universitarios tanto públicos como privados, son los que hubieran de dar el paso adelante en un entente a 4 bandas entre: ACB como impulsor promotor y máximo interesado ( sin este compromiso sería imposible), UNIVERSIDADES, FEB (estructura arbitral, formación de entrenadores, selecciones …), y CSD- MINISTERIO DE EDUCACIÓN dando la sujección, garantía y cobertura necesaria a nivel político y legal para poner en marcha el proyecto.

En un primer plano indudablemente serían las propias universidades las que asumirían el gasto de creación, organización y desarrollo de estos equipos dentro de sus estructuras, por lo que es obligado que la ACB debería si luego quiere recoger los frutos en forma de jugadores a través del draft, realizar un apoyo financiero ( al igual que recibe la NCAA por parte de la NBA) constante, de recursos humanos ( en forma de los mejores entrenadores de base y su pase a las entidades universitarias) y de marketing ( para lo que sería su difusión a todos los niveles).

4º Se subiría el nivel educativo de los alumnos en secundaria y bachillerato por lo que el que quiera colocarse en buena posición de ser invitado por alguna de estas universidades para su posterior captación y posible beca, debiera tener un buen perfil acádemico, que no sea suficiente con su talento en el campo. Debierá ganarse su beca en el aula y en la cancha. No se hablaría a este nivel de jugador sino de alumnos. Y desde esta figura se superaría de una vez por todas los conflictos surgidos por la asociación de jugadores y ACB acerca de convenios, marcos de contratación etc… ya que a todos los efectos los extranjeros que decidieran venir a España a jugar lo harían como estudiantes y podrían pasado un tiempo poder ser asimilados por motivos de estudios, además ser jugadores formados en España, por lo que existiría la posibildad de competir con la selección española.

5º Sin tener que hacer un proyecto calcado al modelo américano ( hemos importado el modo de vida, el modo de entretenernos, el cine, las constumbres) sí asimilar en esta ocasión lo bueno que tiene y adaptarlo a la realidad española.

6º Mayor democratización del deporte, se darían los primeros pasos para que el deporte profesional pudiera en un futuro ver la posibilidad que se da en EEUU que un club bien gestionado y de una ciudad pequeña pueda ganar una liga por ejemplo. Eso haría mucho bien a las competiciones profesionales, ganando en credibilidad, fidelidad, y mayor consumo. Con la posibildad de un draft aquellos jugadores que fuesen seleccionados en los primeros lugares por equipos de la parte baja de la tabla, tendrían la oportunidad de jugar y foguearse en una ACB cerrada donde los equipos crecieran entorno a estos jugadores. Esto sería impensable en el modelo actual, no ya en ACB sino en LEB, donde no se permite la eclosión más temprana de los talentos que hay en nuestro deporte por los objetivos cortoplacistas de los equipos.

7º Posibildad de crear una plataforma digital que opere en garantizar la difusión, comercialización y distribución del deporte. Empezariamos con el baloncesto, pero como la NCAA el resto de modalidades se irían incorporando sobre todo aquellas de gran calado en España, fúbol, deportes de equipo, y los individuales (gimnasia, natación…). Una plataforma que asegure una producción atractiva para el espectador y que no dañe ni maltrate el deporte.

Es indudable que esto es solo un esbozo. Hay puntos que no estan recogidos, otros que darían para muchas más variables a considerar, y algunos puntos que habría que descartarlos o reconsiderarlos. Se necesitaría un gran consenso, y eso es lo más díficil, pero de lo que no cabe duda es del trasfondo educativo, deportivo, social y político que tendría llevar a cabo un proyecto así. Sería de una gran trascendencia sobre todo en una epoca de con falta de referencias como la que estamos viviendo actualmente.

Todos los deportistas convivirían entre sí, nadadores, atletas, jugadores/as de la misma universidad,dando un salto exponencial en materia de igualdad entre sexos, propiciando diferentes estilos de juego entre universidades, innovación técnica-tactica, respeto a la diferencia y diversidad, mayor apego a un país, etc. En definitiva se trataría de movilizar los resortes a nuestro alcance y crear sinergías con el fín de crear mejores personas, el mayor activo al que puede aspirar cualquier sociedad. Creo que quién más quién menos hemos pensado alguna vez en esta posibilidad por lo tanto sin miedo a utopias el siguiente paso sólo ponerse manos a la obra, que no nos pille el 2021.

 

2 pensamientos en “2021: ODISEA EN LA UNIVERSIDAD

  1. Rubén
    4 marzo, 2015 a las 21:30

    Con estos gobiernos de PP y PSOE no lo verán tus ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *